Casi la mitad de la semana conectados a internet. Así pasamos el año 2020.

Una parte de esa inmensa cantidad de tiempo la invertimos en hacer fotos o grabar videos, editarlos, subirlos a redes sociales, estar pendientes de los comentarios y ver lo que otros publican.

¿Vas a hacer lo mismo durante tu viaje a Lanzarote? Va a ser que no. 

 Ahí van algunos consejos para que vivas unas vacaciones en conexión con el medio que te rodea.

La hora mágica: salidas y puestas de sol  

¿Qué le pasa a la luz en Lanzarote? ¿Qué tiene que no tenga la luz de cualquier otro punto del planeta? ¿Por qué el mundo del arte habla de ella como fuente de inspiración?

La respuesta es compleja y tiene que ver con la latitud, la atmósfera, los colores del paisaje, el spray marino, la geografía de la isla y algunos de sus fenómenos meteorológicos, como las nieblas de irradiación o el polvo en suspensión.

Si te gusta la fotografía y quieres hacer unas fotos virales de tu viaje a Lanzarote, consulta  las horas del amanecer y del atardecer. Inmediatamente después del alba y un poco antes de la puesta de sol, la luz se suaviza, juega con las nubes, subraya la textura de los volcanes, pone de relieve detalles que no hemos podido ver durante un día que suele ser resplandeciente.

 Prueba a hacer fotos al natural: Instagram aún no ha inventado un filtro que supere los atardeceres de Lanzarote.

Es un ecosistema, ¡no un escenario!  

A veces se nos olvida que compartimos el mismo ambiente que otros seres vivos. Pasamos por alto que nuestra vida está ligada a la de los pájaros o las algas. Somos mechones de pelo de una misma trenza.

Es relativamente sencillo apreciar esta hermosa realidad en Lanzarote, una isla con más de un 40% de su territorio preservado por la ley por su biodiversidad o su importancia ambiental. 

Desde que vivimos en la esfera digital, la naturaleza corre el peligro de reducirse a una mera escenografía. En alguna ocasión (pocas, por suerte) hemos visto las piedras de una playa (refugio y sombra para muchos invertebrados) apiladas y convertidas en torres, o aves limícolas huyendo de la presencia perturbadora de un ser humano feliz que quiere hacerse una foto sin ser consciente del daño que puede causar al medio.

En la web de la Oficina de la Reserva de la Biosfera del Cabildo de Lanzarote encontrarás un montón de información sobre cómo disfrutar del hermoso patrimonio natural de la isla sin dejar huella. Si te apasiona la geología y los volcanes, date un paseo por la del Geoparque antes de aterrizar en la isla. También puedes llamar o escribirles: estarán encantadísimos de mandarte información o resolver cualquier duda que tengas.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad 

Un smartphone es una herramienta increíble. Una biblioteca infinita, un medio de comunicación, un escritorio portátil… Todo en 150 gramos ultraplanos que caben en una mano. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad:

  • Usa las redes para comunicarte, no para aislarte de lo que sucede aquí y ahora.
  • ‘Hazte un Sherlock Holmes’: indaga sobre Lanzarote, hay un montón de información sobre la isla (casi 40 millones de resultados en Google y 3 millones de posts en Instagram).
  • La belleza de la isla es muy impactante y singular, pero también es frágil: asilvéstrate, disfruta, desconecta, pero no te salgas de las sendas marcadas y haz caso de las recomendaciones.
  • Jamás te pongas en peligro por sacarte una foto: es una temeridad invadir una carretera o hacer equilibrismos en un escarpe.
  • ¿Sabes pilotar un dron y tienes uno? Consulta antes de facturarlo porque su uso está restringido.
  • Para disfrutar esta isla (de verdad) a veces tendrás que dejar el móvil descansando en la mochila. #Offline.

Ser sostenible o no ser

No es casualidad que el Ministerio de Turismo haya elegido Lanzarote para presentar la Estrategia de Sostenibilidad Turística, un plan para que todos los destinos turísticos del país se adapten a la Agenda 2030.

¿Qué significa esto? Que a partir de ahora viajaremos siendo conscientes de que vivimos en un estado de emergencia climática. Que vamos a encontrar más planes relacionados con la gastronomía de kilómetro cero, más experiencias locales, mejores infraestructuras para mitigar el cambio climático.

¿Qué habría hecho César Manrique de haber tenido un teléfono móvil y vivir en 2021? Es una incógnita. No podemos hablar por él. Pero nos aventuramos a decir que hubiese pintado y hecho muchas fotografías. Crearía y compartiría. Hubiese hecho viral su pasión: Lanzarote. 

“ En los viajes, la cultura se nos brinda de una manera fácil y natural, pero hay un fenómeno que tenemos la obligación de difundir: enseñar a VER. […] Para no pasarse la vida mirando sin enterarse por no saber ver ”

César Manrique

 

Fuente: TurismoLanzarote.com

Related Posts

Leave A Comment